lunes, 5 de marzo de 2012

Porque la gente muera uno no tiene por qué dejar de vivir. Es como si dejaras de comer, o de vacunarte, porque otra gente no puede hacerlo. Llamadme cruel, pero lo veo así.

No hay comentarios: